El servicio y las ganas de lograr una mejor comunidad el denominador de cuatro mujeres santamarianas

noticia-investigadora
El código secreto del investigador
Marzo 8, 2018
noticia-alumno-intercambio
Estudiantes de intercambio de tres continentes iniciaron labores en la UCSM
Marzo 12, 2018

El servicio y las ganas de lograr una mejor comunidad el denominador de cuatro mujeres santamarianas

noticia-web

Consideran que el valor que caracteriza  las mujeres es la perseverancia


En 1961 el  Padre William Morris Christy, fundó la primera Universidad privada  fuera de Lima  y decidió  que llevara el nombre  de la mujer  que transformó la historia en el mundo por concebir al hijo de Dios  y ser un modelo  de  perseverancia y entrega.

Han pasado  56 años y hoy la presencia de las mujeres en la comunidad Santamariana alcanza  a nivel de la población de  estudiantes  de pre grado  el 50.1%, mientras  que en la Escuela de Post Grado   el 59.5%  de alumnas que cursan una maestría o doctorado. Asimismo,  el 69.8% de estudiantes  de  segundas especialidades  también pertenecen a  este  género.

En el campo de la docencia 34.7% profesionales dedicados a la cátedra son mujeres y en el área  administrativa  de los más de 300  trabajadores,  el 66.4% son de sexo femenino,  el denominador común  que mueve  a estas personas es  el compromiso  con sus estudios, el  brindar una  formación profesional  de calidad  y  elevar a diario a la eficacia  del servicio  que  ofrecen a la comunidad.

Una visión distinta de ser mujer

Entre  la población  marianista encontramos a la académica Dra. Edith Chávez Oblitas, a Joshelin Paredes Zavala, investigadora,  a  Mónica Zapata Ayala, egresada y  a la  señora Rina  Llerena Cervantes, ¿Qué tienen en común  estas damas  en la  Universidad Católica de  Santa María?.  A lo largo  de su carrera  y en su vida las  cuatro  mujeres  se plantearon  una visión distinta   de  cómo desarrollarse en un mundo laboral y académico competitivo, donde la presencia femenina  era menor y lograr  un espacio  para destacar,  se volvió un camino dedicado al servicio y a la búsqueda de la excelencia  desde su quehacer diario.

Abriendo caminos.- La doctora en odontología noticia-8-marzo-3Edith Chávez Oblitas, fue la primera mujer en su facultad en lograr un cargo ejecutivo dentro de esta unidad académica, y así dirigir un equipo humano al servicio de la comunidad  arequipeña, nos relata que asumió la sub dirección de la  clínica  Odontológica,  con mucha expectativa  y fue ahí que al ver  el trabajo  que  a diario  realiza  el equipo de profesionales  y alumnos, entendió  que la docencia es apostolado dedicado  al servicio  y a la formación.

Lleva  36  años de servicio  como docente, fue parte de la primera promoción de la facultad  y  hoy es directora de la Escuela Profesional donde se formó, considera  que quien  ejerce  esta profesión  tiene parte de artista, porque no solo moldea sonrisas, sino también el alma de una persona, debido que al trabajar en parte de su rostro, devuelven su autoestima  y contribuye con la salud del paciente.

noticia-8-marzo-4A sus 28 años la Magister, Joshelin Paredes Zavala,  ha visitado tres continentes mostrando su trabajo como investigadora de la  Universidad Católica Santa María y es parte de un equipo global que impulsa el Banco Mundial para preservar y optimizar el uso del recurso hídrico en el planeta,  también  desarrolló un  proyecto para mejorar la calidad de vida de nuestra comunidad y la de Arequipa, su trabajo permitirá  que  la  casa  superior  de estudios  cuente  muy pronto con una planta de tratamiento  de aguas residuales. Ejerce actualmente la docencia en la Escuela profesional de  Ingeniería Biotecnológica.

Nos explica que la condición de mujer  no debe ser un impedimento para desarrollarse en el campo  de la investigación y si bien hoy a nivel de la comunidad científica en Arequipa y el Perú, la presencia de profesionales dedicadas a  desarrollar  trabajos que permiten  ser la base de  nuevas tecnologías  aun es menor respecto a la población de varones, considera que es necesario  que las instituciones también brinden espacios y condiciones para lograr que dicha realidad pueda  revertirse.

Joshelin Paredes, junto a un equipo de investigadores de la Universidad Católica de Santa María, desarrolla un proyecto para analizar las condiciones  y oportunidades de las mujeres  científicas en el Perú y cuáles son los principales problemas  que afrontan. Según el Primer Censo Nacional de Investigación y Desarrollo realizado en el Perú, por cada investigadora hay 2.1 investigadores varones, cifra muy por debajo de lo observado en algunos países de América Latina y el Caribe, como Bolivia, Argentina y Venezuela, donde la participación de las mujeres supera el 50% del total de investigadores. En el Perú la cifra es del 30%.

La excelencia, un estilo de vida.- A sus 22  años Mónica Zapata  Ayala, noticia-8-marzo-1 logró alcanzar  la excelencia académica de la  Escuela  Profesional  de  Psicología, la cual  es  la única acreditada  de la casa  Marianista, para ella este logro  es una reafirmación al estilo de vida que se planteó  cuando inició su formación académica.

“La psicología permite  entender el pensamiento  y comportamiento  de la persona,  para lograr este proceso  se  requiere  ver al paciente y tratarlo  con humanidad,  en la Universidad Católica  de  Santa María,  me formé  para desarrollar  este tipo de atención y además  me permitió  darme cuenta que el camino  a la excelencia está basado  en el servicio,  porque cuando uno quiere  dar lo mejor de sí  a los demás,  debe estar preparado  en todos los aspectos  de su formación como profesional”, indicó.

Gestos y calidad en el servicio.- Rina Llerena Cervantes, lleva laborando en la Universidad Católica de Santa María 36  años como secretaria, empezó en la Secretaria General de la casa santamariana, luego pasó  al  Vicerrectorado  Académico  y hoy trabaja  en el Vicerrectorado  Administrativo, siempre ha tenido  contacto  con alumnos, docentes, padres  de familia y personal  que  trabaja   en la  institución. Parte de su  formación  dentro  de la carrera  administrativa  la aprendió del fundador  de la universidad. El recordado  Padre William  Morris Christy.

“En mis inicios en mi trabajo administrativo recuerdo que el padre Morris siempre nos decía que  aprendamos a tratar con respeto y amabilidad a las personas y que nuestro trabajo era muy importante porque cada uno de nosotros somos parte de un equipo  que permite  que la  universidad avance, como mujer me siento  orgullosa de todo  lo que  logré  creo  que es  imprescindible  cultivar valores como la  solidaridad, tolerancia y el respeto  y además,  estar comprometido  con lo que uno hace”, indicó.

noticia-8-marzo-2


Comentarios

comentarios