Estudiantes de la católica inician estudios de contaminación de la Antártida