Investigadores de la UCSM demuestran que la Trucha alimentada con Harina de Larvas de Mosca Soldado Negro tienen alto contenido de fósforo, potasio y magnesio

ucsm-logra-historico-resultado-en-atletismo-en-los-juegos-universitarios-2022-portada
UCSM logra histórico resultado en atletismo en los Juegos Universitarios 2022
Noviembre 10, 2022
ucsm-inicia-la-red-iberoamericana-para-el-acceso-al-agua-segura-red-amaru-2021-2024-portada
En la UCSM se desarrollará el 2do CYTED Red Iberoamericana en Saneamiento de Recursos Hídricos y Tecnologías Innovadoras y Sustentables – Red AMARU
Noviembre 15, 2022

Investigadores de la UCSM demuestran que la Trucha alimentada con Harina de Larvas de Mosca Soldado Negro tienen alto contenido de fósforo, potasio y magnesio

ucsm-e1
  • UCSM se prepara para la producción de alimentos para peces en base a nuevo insumo ecológico.

Buscando impulsar el consumo de alimentos cuya producción sea ecológica y altamente nutritiva; los invatigadores de la Universidad Católica de Santa María, desarrollaron alimentos para peces hechos en base a la Harina de Larvas de Mosca Soldado Negro.

Durante 36 meses el equipo multidisciplinario de científicos encabezados por el investigador marianista Mg. Jorge Zegarra Paredes, el Dr. Juan Reátegui Ordóñez y el Dr. Alexander Ovando Sánchez, junto a la Dra. Irina Salazar Churata y el Ing. Jhouly Salas, especialistas del Instituto de Investigación y Desarrollo para el Sur (IIDS) y la Econ. Karol Minauro Mamani del Instituto Tecnológico de la Producción (ITP); analizaron como las Truchas alimentada con Harina de Larvas de Mosca Soldado Negro, lograron altos niveles proteicos de fósforo, potasio y magnesio en su carne.

El Mg. Jorge Zegarra Paredes, explicó que la harina de larvas de la Mosca Soldado Negro, contiene 52% de proteínas y 21% de lípidos altamente digestibles; por lo que este producto destaca como un ingrediente atractivo para la industria de la acuicultura, al reemplazar en 50% a la harina de pescado en la dieta de los peces.


invest1


En el Laboratorio de Investigación en Digestibilidad de Peces, ubicado  en el campus del Fundo La Banda en Huasacache, se criaron  300 ejemplares de Trucha en estadio de juveniles;  los cuales desde su etapa de alevines (peces recién nacidos),  recibieron una mezcla de Harina de Pescado combinado  con Harina de Larvas de la Mosca Soldado Negro; producto que  es una fuente altamente digerible de proteínas que  contiene además  aminoácidos esenciales, grasas, fósforo y provee a los peces de energía, permitiéndoles alcanzar un óptimo desarrollo.

La Trucha gracias al alimento que recibieron se convirtió en una fuente alimenticia rica en proteínas de alto valor biológico, por lo que este producto puede ser incluido en las dietas hipocalóricas y bajas en grasas.

La carne tiene un aporte interesante de selenio, sodio, magnesio, hierro y cinc en el cuerpo humano y también aporta vitaminas como la B3, la B6 y la B12D y la vitamina E, la cual es un antioxidante natural y se constituye como un factor protector frente a ciertas enfermedades degenerativas, cardiovasculares y el cáncer.

Producción estandarizada

Durante el taller de cierre del proyecto el Mg. Jorge Zegarra Paredes, dio a conocer que la casa santamariana modernizó sus laboratorios en el Fundo Majes para desarrollar el proyecto; por tanto, está preparada para iniciar una producción estandarizada del nuevo alimento ecológico para peces.

Este nuevo insumo no genera cambios en el sabor y olor de la carne de Trucha, por lo que será un importante recurso para la industria acuícola de la región Sur del país, más aún porque su costo frente a la harina de pescado es 40% menos.

ucsm-e3


El proyecto, “Formulación de dietas balanceadas costo-efectivas para acuicultura, utilizando una fuente nutricional alternativa: harina de Larva de Mosca Soldado (Hermetia Illucens), estandarizada”, se desarrolló gracias al cofinanciamiento que llevó a cabo la Universidad Católica de Santa María junto al Ministerio de la Producción a través de su Programa Nacional de Innovación en Pesca y Acuicultura (PNIPA) que impulsa el Banco Mundial.