“La crisis en el mercado interno en el Perú, es el resultado del divorcio entre la política y la economía”

ucsm-buses-de-la-ucsm-trasladan-durante-cuarentena-a-mas-de-800-medicos-y-enfermeras-a-hospitales-portada
Buses de la UCSM trasladan durante cuarentena a más de 800 médicos y enfermeras a hospitales
Mayo 26, 2020
ucsm-sineace-toma-como-ejemplo-el-modelo-de-calidad-educativa-de-la-ucsm-portada
Sineace toma como ejemplo el modelo de Calidad Educativa de la UCSM
Mayo 27, 2020

“La crisis en el mercado interno en el Perú, es el resultado del divorcio entre la política y la economía”

la-crisis-en-el-mercado-interno-en-el-peru-es-el-resultado-del-divorcio-entre-la-politica-y-la-economia

  • El Dr. Anthony Medina Rivas Plata, Director de la Escuela Profesional de Ciencia Política y Gobierno de la UCSM, advierte que el hambre generará que población se mantenga en las calles.

 

A partir del lunes 25 de mayo la población se volcó a  las calles pese   a que las medidas de aislamiento social se mantiene hasta el próximo 30 de junio, el analista político y docente mariansita, nos explica que llevó a las personas a romper la cuarentena y como el modelo económico peruano  ayuda a que este proceso  ponga el riesgo  las medidas sanitarias para reducir el COVID -19 en el país en las siguientes semanas.La clasificadora Moody’s toma el coronavirus como un tema coyuntural; Pero los peruanos creen que esta pandemia es una de las peores crisis que afrontamos ¿Porque la percepción tan catastrófica?

No sólo es un tema de percepciones, sino de datos reales. Perú tiene los índices más altos de infección de COVID-19 en el continente, sólo detrás de Brasil y Estados Unidos, a la vez que es uno de los más altos del mundo. La India tiene una población de más de 1100 millones de personas (al menos 36 veces la población peruana) y sus números de infecciones y muertes supera al nuestro sólo por un poco. Una cosa es lo que digan las agencias de riesgo y otra distinta es lo que sucede en la vida cotidiana de nuestra población. En ese sentido, los efectos del COVID-19 se seguirán sintiendo en nuestro país mucho tiempo después de terminada la pandemia.

¿Cuál será el efecto del coronavirus en el estilo de vida peruano?

Estamos en una etapa de levantamiento de algunas restricciones que ha sido entendido por buena parte de la población peruana como un levantamiento definitivo de la cuarentena. Esto traerá dentro de poco un aumento súbito del número de infecciones y obligará al Estado a ejecutar medidas más restrictivas si es que los hospitales colapsan definitivamente y se abren nuevos focos en regiones que han tenido hasta el momento tasas bajas de infección. Dado que las medidas económicas del gobierno (bonos, AFP, CTS y otros) no tienen mayor efecto paliativo entre la población desesperada por no poder obtener ingresos, se prevé un desacato masivo si es que el gobierno decide ejecutar futuras restricciones. Estamos experimentando un “modelo sueco” de facto, no por acción del gobierno, sino como consecuencia de nuestra propia precariedad.


la-crisis-en-el-mercado-interno-en-el-peru-es-el-resultado-del-divorcio-entre-la-politica-y-la-economi


¿Un menor ruido político entre el nuevo Congreso y el Ejecutivo, en comparación con el anterior, podría tener impactos positivos en la inversión privada?

A pesar de todo el ruido político que pueda existir, el modelo económico peruano se desarrolló en los últimos veinte años como producto del divorcio entre la política y la economía; o, mejor dicho, de la capacidad del sistema político para poder generar cambios en el sistema económico. Existen un conjunto de temas que se colocan fuera del debate político porque se los asume “por defecto”, como la estabilidad macroeconómica, la expansión de los TLC, la independencia del Banco Central y otros; mientras que el debate sobre el rol del Estado se reduce a aumentar o limitar el gasto en programas sociales, educación y salud. Esas medidas son por lo general de carácter técnico y pueden ser aplicadas por cualquier gobierno, sea cual sea su signo ideológico. De hecho, han sido continuadas por todos los gobiernos desde 1990, con los resultados positivos y negativos que hoy vemos: Cifras macroeconómicas en azul combinadas con la más absoluta miseria política y social. En ese sentido, la inversión privada siempre ha sido indiferente al conflicto entre Ejecutivo y Legislativo, a las tensiones entre Estado y sociedad o al cambio de gobierno cada cinco años, porque se ha generado una intuición colectiva entre el empresariado de que no importa quien gane las elecciones, porque en líneas generales todo se mantendrá igual, para bien o para mal. Depende de la posición ideológica que tenga cada uno, se puede decir si esto es algo positivo o negativo.


la-crisis-en-el-mercado-interno-en-el-peru-es-el-resultado-del-divorcio-entre-la-politica-y-la-economi4


¿Por qué en el Perú no hay protestas sociales como en Chile, Argentina, Bolivia, Ecuador o Venezuela, pese a los altos niveles de desigualdad?

Por las mismas razones por las que la gente prefiere salir a infectarse de coronavirus en lugar de morir de hambre en sus hogares: Por la informalidad y la precariedad de la vida, especialmente en las zonas urbano-marginales en las periferias de Lima y en las principales ciudades del país. Como señalé en un artículo de hace dos años, en el Perú la protesta social por lo general se emprende contra medidas concretas del gobierno (como la Ley Pulpín, por ejemplo), pero cada vez existe una conciencia mayor de que el gobierno no tiene la capacidad de controlar a los grupos de poder (formales e informales, legales e ilegales), sino que con las justas llega a ser un ‘primus inter pares’ sin capacidad de organizar la sociedad y generar cambios en ella. Luego de tres años de confrontación entre el Presidente y el Congreso, la gente descubrió con poca sorpresa que nada iba a cambiar luego de la disolución de este último. Igual que con la pregunta anterior, dependerá de la posición ideológica de cada uno decir si esto es algo positivo o negativo.

¿Qué sectores se han visto más afectados y cuáles se han favorecido con esta crisis?

De acuerdo al IPE (Instituto Peruano de Economía), hasta abril del presente año, el 55% del PBI peruano está paralizado. En comercio exterior escasean los trabajadores para el manejo de containers en puertos (sólo trabaja el 40%), y las exportaciones agrarias han descendido de alrededor de 800 millones de dólares el pasado diciembre a poco más de 300 millones en marzo. La pesca artesanal orientada al consumo humano sigue funcionando, pero la industrial está paralizada; mientras que las grandes empresas mineras continúan inoperativas, más aún luego de los recientes escándalos de infección de trabajadores mineros en Antamina y otras. Naturalmente, el sector servicios y el comercio informal (que es el que emplea a la mayor parte de la PEA peruana) ha estado detenida hasta el reciente levantamiento de restricciones, pero el efecto de la cuarentena ha sido notorio, dado el aumento de la mendicidad y del trabajo precario en las calles.

Naturalmente, el gran ganador de la crisis ha sido el sector tecnológico, particularmente el de aplicaciones en línea que permiten realizar actividades de teletrabajo y/o sustitución de actividades presenciales debido al aislamiento social. Actualmente la cotización en bolsa de ZOOM es de 48,000 millones de dólares, siendo mayor al de las siete aerolíneas más grandes del mundo juntas.


la-crisis-en-el-mercado-interno-en-el-peru-es-el-resultado-del-divorcio-entre-la-politica-y-la-economi2


¿Cuáles son los retos que le esperan al país en el mediano y largo plazo?

A mi juicio, esos retos son: La construcción de un Estado eficiente y moderno en educación y salud; y el otro el de la generación de empleo formal a través de la inversión pública en transporte, infraestructura, cobertura de red y servicios. El gobierno que entre el 2021 tendrá que romper con mucha de la ortodoxia macroeconómica del MEF y el BCRP y empezar a repensar el proceso de transformación del crecimiento económico en desarrollo humano concreto y tangible para todos. La oleada de desempleo, mendicidad en las calles e inseguridad ciudadana que vendrá como producto de la crisis sólo podrá paliarse con empleo formal y seguro, que el Estado tendrá que crear a través de alianzas pragmáticas con el sector privado.

Actualmente, el enfoque principal en el tema de corrupción está centrado en las instituciones políticas, sin dejar de lado ese tema, ¿Hoy la población está más preocupada en la productividad y es pasiva ante la corrupción?

La corrupción sin duda ha sido el tema que más ha indignado y movilizado a los peruanos; pero esta ha sido una actitud más bien reactiva frente al amplio abanico de problemas que no nos indigna tanto, debido a la poca información que tenemos sobre ellos. Esto es bastante notorio incluso en la agenda informativa de los medios, que se enfoca excesivamente en las acciones del gobierno para combatir el Covid-19 y descuida el resto de temas en la agenda pública. Lo que le preocupa a la gente es no tener trabajo, y encontrarlo es indispensable ya que saben que el Estado no va a hacer nada por ellos.


la-crisis-en-el-mercado-interno-en-el-peru-es-el-resultado-del-divorcio-entre-la-politica-y-la-economi1


¿De qué manera la productividad haría que la corrupción disminuya o desaparezca?

Al hablar de productividad o competitividad debemos evitar confusiones, ya que muchas veces estos conceptos son entendidos exclusivamente como un tema de reducir o eliminar derechos laborales. La productividad tiene que ver con temas tan variados como el nivel educativo de salud y nutrición de la población, así como con la estructura industrial del país. La corrupción es un problema del uso discrecional de recursos públicos para la consecución de fines privados; por lo que es esencialmente estatal. La corrupción limita la productividad en tanto y en cuanto los intereses creados en torno al mantenimiento de estructuras de corrupción impiden la transformación de las actividades productivas del país.

¿Qué habría que hacer para mejorar esa productividad en el país en tiempos del Covid-19?

Primero es indispensable tener buena data estadística, que no la tenemos. Si no tenemos un espejo claro que nos muestre la realidad peruana tal y como es, no podemos generar políticas públicas efectivas. La principal razón por la cual las medidas económicas del gobierno no están funcionando es porque el INEI sigue utilizando un concepto anticuado como la pobreza monetaria para recoger información censal, cuando la tendencia hace muchos años en América Latina y la mayor parte del mundo es a la medición de la pobreza multidimensional. Segundo, tener una visión clara del impacto de la pandemia en el nuevo modelo de globalización que surgirá; en donde los Estados se replegarán mucho más hacia el interior, aumentando su rol en la actividad económica. El Estado Peruano deberá definir aquellas actividades de carácter estratégico o de seguridad nacional en donde tendrá que invertir para el reflote de ciertas actividades económicas e industrias clave.


la-crisis-en-el-mercado-interno-en-el-peru-es-el-resultado-del-divorcio-entre-la-politica-y-la-economi3


¿En qué deberían enfocarse los candidatos a las elecciones presidenciales del 2021?

Hasta antes de la pandemia la perspectiva de las elecciones del año 2021 se veía bastante limitada y aburrida. Ahora tendrán que definirse al menos dos aspectos.

El primero, el futuro de la reforma política planteada por el Ejecutivo, que define las reglas de juego de las próximas elecciones; y el segundo, el procedimiento para ejecutar dichas elecciones en un contexto de “distanciamiento social” y “nueva convivencia”. Luego de eso, los candidatos deberán definir sus respectivas visiones sobre el nuevo modelo económico post-coronavirus, así como las políticas públicas que ejecutarán para implementar dicho modelo. Debido a la nula capacidad que tendremos para atraer nueva inversión extranjera, al menos dentro de los próximos dos años; creo que hay tres aspectos indispensables que deberían discutirse en las próximas elecciones: 1). La creación de empresas estatales en industrias definidas como “estratégicas” en respuesta a la crisis (medicinas, transporte, banda ancha, etc.); 2). El uso de las reservas internacionales netas (RIN) para paliar los efectos de la crisis en el empleo; y 3). La renegociación de algunos Tratados de Libre Comercio (TLC), especialmente en lo que concierne a derechos de propiedad y patentes.