La inclusión social de los adultos mayores se fortaleció gracias al proyecto que impulsó la academia en Chiclayo

En Feria de la Salud fueron atendidos 2 mil santamarianos de forma gratuita
Mayo 24, 2024
UCSM PLANTEA QUE 2% DEL PRESUPUESTO SEA PARA IMPULSAR RESPONSABILIDAD SOCIAL
Mayo 27, 2024

La inclusión social de los adultos mayores se fortaleció gracias al proyecto que impulsó la academia en Chiclayo

Modelo de éxito fue presentado en el II Encuentro Macrorregional Sur de Responsabilidad Social Universitaria 

En el último día del II Encuentro Macrorregional Sur de Responsabilidad Social Universitaria  que se desarrolla en la  campus central  de la casa santamariana,  se presentó los resultados del  proyecto “‘Resiliencia alimentaria frente al Fenómeno de El Niño para adultos mayores’”, impulsado por la Universidad Católica de Santo Toribio de Mogrovejo (USAT) y el Fondo Nacional de Compensación y Desarrollo Social (Foncodes);  a través de la alianza estratégica entre ambas instituciones se logró atender  a  68  adultos mayores de la zonas rurales de Chiclayo.

El Mg. Ricardo Chavarry Castillo, jefe de Responsabilidad Ambiental de la Universidad Católica de Santo Toribio de Mogrovejo, explicó que esta iniciativa nace luego de los estragos que causó fenómeno del Niño en las poblaciones más pobres aledaños al campus universitario.

“En los pueblos jóvenes Luis Alberto Sánchez, San Cristian, Santo Toribio y Santa Trinidad se impulsaron la apertura de huertos comunitarios para el cultivo de lechuga, rabanitos, acelga   orégano y espinacas. También, se les proporcionó abono natural el cual ayudó a mantener el sustrato de los jardines. Este fertilizante casero permitió aumentar los nutrientes y los minerales de la tierra a través de la técnica de compostaje. Con este material se pudo lograr la cosecha de productos 100% ecológicos y orgánicos”, enfatizó el Mg. Ricardo Chavarry Castillo.

Como parte del proyecto la USAT, promovió mercados ecológicos donde los adultos mayorees con apoyo de los estudiantes integrantes del Voluntariado Colaborador para el Compromiso Social, pudieron expender sus productos obtenidos en los huertos y así lograron conseguir recursos económicos para mantenerse y a la vez se insertaron en la población económicamente activa.

Esta iniciativa busca fortalecer la seguridad alimentaria y promover la resiliencia comunitaria ante los impactos del Fenómeno de El Niño y otras situaciones climáticas extremas. La propuesta no solo es un ejemplo de compromiso social, sino también es una respuesta efectiva a los desafíos climáticos y humanitarios que enfrentan las comunidades más vulnerables.

Asimismo, uno de los objetivos del proyecto es garantizar la seguridad alimentaria como derecho fundamental, a través de la capacitación y la acción comunitaria.

“Estamos comprometidos con el bienestar de nuestras comunidades. Esta iniciativa representa nuestra determinación de empoderar a las personas para que sean resistentes a las crisis climáticas y tengan acceso a alimentos nutritivos y saludables”, afirmó el Mg. Ricardo Chávarry.